Mejorando la velocidad de recaudación

La cobranza no se resuelve con sólo llamar. Eso produce sólo el pago natural por parte de los clientes más ordenados. La cobranza se debe enfocar no en el 80% del pago normal, sino que en el 20% del pago más difícil, es ahí donde se esconde la incobrabilidad y el margen del negocio. Para enfocarse en el 20% hay que pasar necesariamente por el 80%, es decir, el único camino al éxito en la cobranza es lograr cobrar el 100% de los casos con el criterio de gestión. Nosotros no enfocamos la gestión al resultado, sino que la enfocamos a la falta de resultado, es decir, estando convencidos de que se hizo el mejor esfuerzo para lograr maximizar el número final.

Convertirse en un especialista en el flujo de pago de sus Clientes, adquirir compromisos y seguimientos ante el cliente y ante su propia organización para resolver cualquier controversia es el enfoque del servicio de cobranza que ofrecemos. En definitiva, lo que buscamos es que su cliente pague en el menor tiempo posible al menor costo posible.

En consecuencia buscamos lograr los mejores tiempos de recaudación y disminuir la probabilidad de incobrables.